En 2019 keep it simple

Cuidarme tanto ME ESTRESA. Me ha costado un tiempo darme cuenta, pero nunca es tarde si la dicha es buena. Piénsalo. ¿A ti no te pasa que tienes que hacer tantas cosas por tu bienestar que casi necesitas una agenda específica solo para ellas? Tratamientos beauty varios, meditación, terapia, gimnasio diario, hacer la compra en el súper ecológico, yoga, andar lo más posible para mantenerte activa… ¡Por el amor de Dios! ¡Dejadnos vivir!

2019 es el año de simplificar, simplificar, simplificar. Y recuperar el gusto por cuidarse, que vuelva a ser un placer y no un quehacer.

En la era de las redes sociales, particularmente Instagram, la presión que sentimos como consumidores para cuidarnos 24h al día, 7 días a la semana solo genera ansiedad, dudas y depresión. Porque no solo hay que cuidarse, hay que retransmitirlo en directo y con una cuidada imagen visual propia de un fotógrafo profesional. Los feeds están llenos de platos perfectamente equilibrados y perfectamente colocados para la foto; rituales diarios (el día de la mascarilla, el día de la manipedi, el día sin carne); rituales de belleza absurdos (lo siento, pero es como lo siento) como los que proponen la J-Beauty y la K-Beauty, tendencias inspiradas en los rituales de belleza japoneses y coreanos que incluyen alrededor de 10 pasos de tratamiento diarios, mañana y noche; entrenamientos bien bestias (que oye, parece que si uno no se hace la foto de rigor en el gimnasio es como si no hubiera entrenado, y me incluyo), visita semanal al centro de estética…  

El auge de la industria es innegable. Las cifras de los últimos años muestran que, desde 2015, la industria del bienestar ha crecido un 12,8% en todo el mundo, pasando de una facturación de $ 3.7 billones a $ 4.2 billones. Ese aumento se refleja en innumerables empresas, productos y tendencias nuevas, que se traduce en una oferta cada vez más amplia y más decisiones que tomar, teniendo el mismo tiempo y dinero que antes para hacerlo todo. Es lo que se llama la “tiranía de las pequeñas decisiones”, hay tantas opciones entre las que elegir que la situación llega a ser abrumadora (yo en el último años creo que he pasado por todas las corrientes nutricionales del momento Keto, Paleo, vegetariano y Whole30, en bucle). 

Tengo muchas esperanzas en este año 2019 que acaba de empezar, de verdad espero que sea el año en que nos demos cuenta de que lo que se puede hacer en un día es limitado; de que el tiempo es finito y nuestras energías, también; de que importante no es lo mismo que urgente, y es mejor hecho que perfecto; de que para hacer las cosas bien primero hay que estar bien; de que el amor incondicional tiene que empezar por nosotros mismos. 2019 va a ser el año en que vuelva a emprender. Lo hice en 2014 con therunningcloset.com, una tienda online de ropa deportiva para mujer que aún no ha cerrado sus puertas definitivamente 🤩… pero esto aún no toca. El proyecto personal que está a punto de ver la luz tiene mucho que ver con eso de CUIDARSE, con eso de tomar CONCIENCIA, con eso de vivir el PRESENTE

Nos vemos muy pronto por aquí, mientras puedes encontrarme en Instagram como @janafr o en mi mail jana@janafernandez.es.

¡Mil besos!

Jana

NOTA DE LA AUTORA: si quieres compartir este post ¡genial!, pero por favor, si utilizar parte o todo el contenido de este post en otro site/blog/RRSS, acuérdate de mencionarme 😉 ¡Gracias!

Foto: MiGoals 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.