Medito, luego existo

Hace algo más de tres meses me pasó algo. Lo llamo algo porque aún no se lo que es. No se cómo llamarlo y tampoco necesito ponerle nombre, me vale con saber que ese algo fue un aviso claro de que tenían que cambiar algunas cosas. Una semana de principios de marzo me desperté durante…