Utkatasana: segunda postura de la serie de Bikram Yoga

¡Hola a tod@s!

Me despedí hace unos días de Irlanda y estoy feliz de escribir este post repanchingada en mi sofá. Como os dije hace dos semanas, una de las cosas que iba a hacer al volver a Madrid era correr la “Madrid corre por Madrid“. Fue el domingo y disfruté como una enana durante los 10 kilómetros, así que estoy doblemente feliz.

¡Oh yes!

Me hacía mucha ilusión correr esta carrera porque tenía una espinita clavada desde el año pasado. Empecé a correr en febrero de 2014 y decidí estrenarme como runner en la “Madrid corre por Madrid” de ese año. Pero no pudo ser… Justo antes de tomar la salida me desmayé… Cuando volví a abrir los ojos estaba en una ambulancia camino de urgencias. ¡Me había pasado todo el verano entrenando para esa carrera y en el último momento algo falló! Me hicieron un montón de pruebas y finalmente los médicos llegaron a la conclusión de que había sido una bajada de tensión. ¡Menos mal!, aunque el disgusto por no haber podido correr fue enorme. Pero ya está, misión cumplida y felicidad inmensa.

Utkatasana

Y dicho esto vamos con la segunda postura de la serie de Bikram Yoga: Posición rara o Utkatasana. Esta asana tiene 3 partes y las tres son muy parecidas a las sentadillas que hemos hecho mil veces en el gimnasio.

¡Siéntate!

Las manos, las rodillas y los pies están abiertos a la misma distancia, más o menos la anchura de las caderas o de dos puños juntos. Los brazos deben permanecer paralelos al suelo (igual que la barbilla) y completamente estirados y firmes porque quieres tocar el espejo que tienes delante. Y también quieres sentarte en la silla que tienes detrás, así que, una vez más, vas a trabajar las fuerzas en direcciones opuestas. El peso del cuerpo debe estar en los talones, los pies planos en el suelo y paralelos entre sí, y las caderas en línea. Levanta el pecho, mete el estómago y respira normalmente por la nariz.

“Stand up on your toes maximum like a ballerina”

Haciendo esta parte de utkatasana un@ se da cuenta de la importancia de la mirada para mantener el equilibrio. ¡Tus ojos son tu equilibrio! Fija tu mirada delante de ti en un punto en el espejo y, como dice Bikram, ni parpadees. Ponte de puntillas, presiona los dedos de los pies contra el suelo (¡utiliza el suelo!) y siéntate de nuevo en la silla. La columna ha de permanecer recta como si te deslizaras por una pared y, lamentablemente, lo más normal es inclinarse hacia adelante. Recoge el ombligo, eso te ayudará a mantener la columna vertical y ten la sensación de que alguien tira de ti hacia arriba. Como en la primera parte, las manos, las rodillas, los dedos de los pies y los talones están abiertos a la misma distancia. ¡Asegúrate de que no se abren y de que no se cierran!

¡Ánimo, ya sólo queda una!

Levanta los talones un poquito (menos que en la segunda parte), junta las rodillas y baja lo más despacio que puedas (oficialmente, hay que tardar al menos 10 segundos en sentarse). Sigue manteniendo la columna recta y estirada, y sigue sintiendo que tiran de ti. Es un constante estiramiento hacia al cielo, una tracción hacia arriba, al mismo tiempo que bajas las caderas para sentarte. Los muslos deben quedar paralelos al suelo y los brazos paralelos a los muslos. Respira, relaja la cara y sal de la postura con calma y exprimiendo las rodillas. Es importante que mantengas todo el cuerpo activo porque un cuerpo activo es mucho más controlable que un cuerpo relajado. Esta postura fortalece los brazos, las piernas y la pared abdominal, y es estupenda para que el cuerpo vaya cogiendo temperatura poco a poco.

Y hasta aquí el post de hoy. El próximo lo escribiré desde Bergen, Noruega. ¿Habéis estado? Por lo que he podido leer, es la segunda ciudad más grande del país detrás de Oslo, es la puerta de entrada a los famosos fiordos noruegos, llueve mucho (¡vaya!) y es preciosa (¡bien!). Estaré allí al menos dos meses y daré clases de Bikram Yoga en uno de los dos estudios que hay en la ciudad. Me apetece muchísimo conocer Noruega y estoy muy contenta con esta nueva experiencia. ¡Os iré contando desde allí!

Un abrazo fuerte.

Namaste

Nota de estilo…

Si estás buscando ropa adecuada para la práctica de Bikram Yoga, no te pierdas el top B-GYM de Mi Activewear que acabamos de recibir en blanco y en gris plomo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *