Tema tabú: deporte y pérdidas de orina

Buenos días chicas, ¿qué tal han ido las vacaciones? ¿Aún seguís en ellas? Nosotros haciendo una parada técnica para continuar con dos días en Berlín y aprovechar para correr allí una media maratón. Este año el mes de agosto ha estado marcado por los Juegos Olímpicos, que han sido además un baño de gloria para las deportistas españolas. Y más aún cuando no son deportes de masas y no mueven miles de millones de aficionados, por lo que llegar hasta allí ya es un mérito enorme por el que tenemos que sentirnos muy orgullosos. 

Sin duda alguna han sido las olimpiadas de destapar temas tabú. El más sonado quizás ha sido el de la nadadora china Fu Yuanhui, quien reconoció abiertamente que su rendimiento en la prueba del 4×100 no fue el esperado porque no se encontraba bien físicamente ya que tenía la regla. Pero por desgracia la menstruación no es el único tema tabú en lo que a mujer y deporte se refiere. Estos días me han mandado una foto en la que se ve como una mujer levantado pesas tiene una pérdida de orina visible.

incontinencia

Creo que ni siquiera la imagen pertenece a estas olimpiadas sino a Londres 2012, pero aún así, creo que una imagen vale más que mil palabras. Y con ella quiero darle la importancia que tiene el tema. Las perdidas de orina en mujeres son frecuentes, sí, y más aún después de un embarazo y un parto, pero eso no es lo normal y no hay que conformarse. Aún no entiendo como en la época en la que vivimos, a nadie se le ocurre presentarse en la salida de una maratón sin entrenar, o sí, pero eso nos daría para otro post entero… y sin embargo no se ocupan de fortalecer su suelo pélvico que en según que modalidades deportivas sufre y mucho. 

En un estudio realizado en España vieron que en 5 años (1996-2001) el número de mujetes mayores de 55 años que sufrían incontinencia urinaria había aumentado del 36% a un 46%. Y lo realmente impactante no es la diferencia que hay entre los dos datos de un 10% más, que puede deberse a que es un tema cada vez menos tabú, aunque aún falta mucho al respecto… Lo verdaderamente sorprendente es que veamos “normal” que casi la mitad de las mujeres en España sufran incontinencia urinaria, cuando la mayoría de los casos con muy poquito tiempo de tratamiento, estoy hablando en muchos casos de tres a seis meses, con un total de menos de 10 sesiones de fisioterapia, se podría corregir.

Pero no, para qué vamos a informarlas de que esto tiene cura, si así gastan cientos y cientos de euros en compresas anunciadas por famosas. En otro estudio nos muestran cómo de un total de 12.679 embarazadas de su primer hijo, que antes del embarazo no habían sufrido pérdidas, un 31% seguía teniéndolas después del parto. Esto también se cura y aún más rápido si cabe. Para cualquier mujer el haber tenido pérdidas antes de la semana 30 de embarazo, es un factor de riesgo para la incontinencia urinaria a los 6 meses postparto. Esto no se soluciona como se está intentado hacer desde los grupos de preparación al parto. En grupo no se puede enseñar a una mujer a contraer el suelo pélvico y el plano profundo del abdomen, el gran olvidado, para prevenir la incontinencia urinaria ni a empujar para el parto (esto lo dejamos para la próxima entrega). Esto se enseña de forma individual, con tactos vaginales para asegurarte de que la mujer contrae lo que tiene que contraer, y relaja lo que hay que ralajar, que no se tardan tantas horas… Es más importante la calidad del tiempo que se les dedica a cada mujer que la cantidad de horas de que consta la preparación al parto.

suelo pélvico, casall

Es triste y preocupante, pero hoy en día en España somos muy pocos los que dedicamos tiempo de calidad al suelo pélvico. Estamos a años luz de nuestros vecinos franceses en este campo. Así que desde aquí os pido a las corredoras que dediquéis tiempo al suelo pélvico igual que al cuádriceps y al gemelo para prevenir estos problemas. Y las que por desgracia ya lo estéis sufriendo, intentéis en la medida que cada una pueda ponerse en manos de un fisioterapeuta especializado para que os pueda ayudar, que de verdad se puede vivir sin perder orina. Ánimo a los fisios y matronas encargadas de las preparaciones al parto en grupo, se de buena tinta que si de ellos dependiera no se harían las cosas así. ¡Bastante hacen con los medios que tienen!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *