Sexta postura de la serie de Bikram: Dandayamana Dhanurasana o “arco en pie”

¡Hola a todos!

Hoy escribo desde Uppsala, una pequeña ciudad a 40 minutos de Estocolmo, donde mi amiga Lizette y su marido Nicklas tienen un bonito estudio de yoga (www.uppsalahotyoga.se). Estaré dos semanas aquí disfrutando de su compañía y dando clase, y justo antes de Nochebuena volveré a España para pasar las Navidades con mi familia. Ahora mismo son las 3 de la tarde y ya es casi de noche. Amanece despacio y oscurece muy pronto, peculiaridades del norte. Espero regresar en verano para vivir los días sin noche -el llamado “Sol de medianoche”-, seguro que es una experiencia preciosa.

Lizette, Nicklas y sus nenas Isa y Ella, una familia de yoguis

“Si piensas en la postura de “Arco en pie”, ¿qué es lo primero que te viene a la cabeza?”, le he preguntado a Lizette. “Bonita”, me ha respondido. He sonreído porque yo hubiera contestado exactamente lo mismo. Antes de escribir cualquier cosa siempre hago un brainstorming conmigo misma para tener claro qué voy a contar; anoto lo que me sugiere el tema que corresponda y empiezo así a construir la historia. Cuando decidí dedicar este post al “Arco en pie” en seguida supe que lo titularía:

LA MÁS BONITA

Su nombre en sánscrito es Dandayamana Dhanurasana, es la sexta postura de la serie de Bikram Yoga y la segunda de equilibrio sobre una pierna. Y es bonita, se mire como se mire, se mire por donde se mire. Bonita, elegante, armónica, casi etérea.

Pie plano en el suelo. Rodilla bloqueada. Muslo contraído. Abdomen y pecho paralelos al suelo. Hombros y pies en línea de perfil

Estirar y patear a partes iguales, en eso consiste esta postura. Estirar un brazo hacia adelante y patear la pierna contraria hacia atrás y hacia arriba. En palabras del maestro Bikram: “Kicking and stretching should be equal and simultaneous, 50/50”. Si dejas de patear, te caes; si pateas pero no estiras, te caes; y si piensas en otra cosa que no sea la postura también te caes. Recuerda: un cuerpo activo es una mente activa y al revés.

Usa los cinco dedos de la mano para agarrar el tobillo. Si pierdes el agarre pierdes la postura porque no puedes patear; y sin patada no hay arco en la columna vertebral

Además de tu cuerpo y tu mente, usa la mirada y la respiración para mantener la postura. Tu MIRADA es tu concentración, tu intención y tu equilibrio. Puedo asegurarte sin temor a equivocarme que no hay nada interesante en el suelo. Mira hacia adelante; mírate y disfrútate. Y no te olvides de RESPIRAR. A veces estamos tan pendientes de no caernos que dejamos de respirar y sin respiración es imposible mantener la postura y, mucho menos, profundizar en ella. Ya lo he dicho en más de una ocasión pero lo repito una vez más: en caso de tener que elegir entre la respiración y la postura, quédate siempre con la primera, es decir, más respiración, menos postura.

Si una postura te impide respirar no tengas ninguna duda de que algo está fallando. Es el momento de dar un paso atrás, recuperar la respiración y volver a intentarlo al ritmo de una respiración profunda, lenta y tranquila. Las posturas de equilibrio son cardiovasculares, notarás que tu corazón late más fuerte y más deprisa al hacer estas posturas. Una respiración calmada conseguirá calmar el corazón.

Como el resto de las posturas sobre una pierna, el arco en pie es una combinación de fuerza (física y mental), equilibrio (físico y mental), determinación, concentración, paciencia y confianza.

La profundidad en las posturas es cuestión de tiempo y de práctica. Nunca hay un día perdido, cada día de práctica supone un avance por pequeño que éste sea. Puede que la progresión sea lenta pero qué más da, ¿acaso importa eso? Recuerdo que en mi primera clase de Bikram Yoga había una chica a mi lado que en esta postura levantó la pierna hasta el infinito y más allá mientras yo luchaba desesperadamente por mantenerme en pie. Me impresionó muchísimo y pensé: “¿Pero esto se puede hacer de verdad?”. Después de unos años en este mundo, mi pierna aún está lejos de tocar el infinito pero como diría aquél: “Estamos trabajando en ello”.

Hot Yoga Uppsala

¡Nos vemos en dos semanas!

Un abrazo fuerte.

Namaste 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *