Quinta semana de entrenamiento para la maratón de Nueva York

Hola!!!!

¡Cómo pasa el tiempo! Ya he consumido dos semanas más de mi entrenamiento, en total ya van 5. La sensación al terminar los entrenamientos está siendo muy buena, pero cuesta mucho vencer la pereza y superar la tentación de saltarse un entrenamiento por quedarse en el sofá o irse a una terraza. Lo bueno de volver a Madrid es que los entrenamientos ya no son en solitario y se nota, somos muchas las del grupo de entrenamiento que nos enfrentamos por primera vez al Maratón, y compartir los miedos y las dudas de novatas ayuda mucho, además del apoyo moral que nos hacemos.

 El Lago del retiro al terminar uno de los entrenamientos

La rutina ahora es distinta a la de las vacaciones, ahora toca trabajar por la mañana y entrenar por la tardes en el Retiro, salvo el domingo que aprovechamos para ir a la Casa de Campo para poder hacer más kilómetros sin necesidad de dar vueltas a un circuito. Para hacernos una idea, tiene una extensión de 1.722,6 hectáreas, y si lo comparamos con los parques de otras ciudades, es cinco veces más grande que Central Park en Nueva York y dos más que el Bois de Boulogne de París. Si no me equivoco la vuelta a la Tapia es el recorrido más famoso, en total son como 16 km (aquí podéis ver la ruta con mayor detalle:

 

Ruta de la Tapia, ese día tocaban 14km.

Siempre he ido acompañada, creo que esta ruta a mi sola me costaría, igual es que no estoy tan familiarizada con ella. Salimos y volvemos al Lago, y  terminamos la recuperación en el Urogallo (un bar del Lago en el que ponen una buena tapa con las consumiciones).

Vistas de Madrid desde el lago de la Casa de Campo

Mi preparación ahora consiste en un día de entrenamiento con Agus y Soraya; otros dos días de entrenamiento, uno con series y otro con más distancia y ejercicios de fuerza incluido; la tirada larga a un ritmo muy suave; y el día de fuerza en Home Wellness Madrid. Al final solo quedan dos días para “descansar”, y a partir del 1 de septiembre que vuelvo a jornada continua, tendré que dedicar tiempo a cocinar y planificar las comidas para no dejarme nada atrás, porque además del entrenamiento y el descanso, la alimentación es muy importante, es lo que da energía al cuerpo para poder cumplir sin resentirse.

Estirando después de una tirada de 16 km 🙂

Os quiero contar una anécdota, en la tirada de los 14 km llevaba una camiseta con una costura que me estaba molestando mucho e iba muy incómoda; pasaron unos cuantos kilómetros hasta que gané la lucha mental de “me van a mirar todos”, “no tengo cuerpo para ir sin camiseta” – a muchas os sonará –  ¡¡¡¡y superé por fin la “vergüenza”a correr en top!!! Nunca lo había hecho, pero la verdad es que con el airecito que corría me llevé una grata sorpresa!! Es muy importante comprar la ropa cabeza, y la deporte más, y fijarnos en las costuras o ponernos vaselina para que no roce.

¡Un biquiño muy grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *