Octava postura de la serie de Bikram, o postura del nombre largo

Hola a tod@s!

Vuelvo a escribir desde Riga, esta vez con menos frío que hace dos semanas. Raro es el día en que superamos los 2 grados pero nada que ver con los -18 de finales de enero. ¡Ya puedo pasear y corretear sin temor a que se me congele hasta el alma! Las calles de Riga están siendo testigos de cómo preparo mi Media Maratón.

Riga_the running closetHouse of Blackheads, en la ciudad vieja de Riga, construida en el siglo XIV, destruida en la Segunda Guerra Mundial y reconstruida a finales de los años ’90. La Hermandad de los Cabezas Negras estaba formada por comerciantes solteros. Bonita, ¿verdad?

Todos los corredores sabemos lo importante que es estirar después de correr. Por eso la práctica de yoga es el complemento ideal al running, seguro que habéis leído un montón de artículos al respecto. Cada vez son más los atletas, futbolistas, jugadores de basket, tenistas que incluyen el yoga en su rutina de entrenamientos para mejorar la flexibilidad muscular y evitar lesiones. Pues bien, si practicas algún deporte, la postura de la que voy a hablar hoy te interesará mucho y si eres de los que dicen: “Uy, el yoga no es lo mío… ¡Pero si no llego a tocarme los pies!”, esta postura también es para ti porque el yoga te hará flexible. Con todos ustedes…

DANDAYAMANA BIBHAKTAPADA PASCHIMOTTHANASANA

¿A que suena bien? A mí siempre me ha gustado cómo suena esta postura. Me gusta cómo suena y cómo se siente. 41 letras que significan estiramiento (paschimotthanasana) con piernas separadas (bibhaktapada) de pie (dandayamana) o lo que es lo mismo “360 grados de estiramiento, de dentro afuera, desde los huesos hasta la piel, desde el coxis hasta los dedos de los pies y desde el coxis hasta la frente”.

El fin último de esta postura, la octava de la serie de Bikram, es el estiramiento completo llegando a tocar el suelo con la frente, lo que no quiere decir, evidentemente, que no haya términos medios. Que no puedas llegar a tocar el suelo no significa que tu postura sea incorrecta. Tú estás estirando TU cuerpo; la persona que practica a tu lado está estirando SU cuerpo. Debemos RESPETAR lo que nuestro cuerpo nos dice en cada momento y respetar también los pasos de la postura. No te saltes ningún paso porque antes o después tendrás que retroceder y no fuerces tu cuerpo porque antes o después acabará enfadándose. Esta postura es conocida entre los bikram yoguis como la postura que provoca ciática así que, “be patient, my friend”.

bikram_the running closetEl diálogo lo dice muy clarito: “First your legs stretching, then hips stretching, then lower spine stretching, then whole spine is stretching. Eventually the whole body is stretching”.

Lo primero que sentirás será un tremendo estiramiento en la parte posterior de las piernas, es decir, un estiramiento de los aductores, isquiotibiales y biceps femoral. Mantén los cuadriceps contraídos, necesitas una base sólida. Además, unas piernas fuertes y firmes te ayudarán a estirar el resto del cuerpo. En otras palabras, vas a utilizar la fuerza para crear flexibilidad y, como en otras posturas de la serie de Bikram, vas a tirar para estirar. No te olvides de los dedos pulgares en el agarre -¡Qué tendrán los pobres pulgares que siempre nos olvidamos de ellos!- y asegúrate de que tiras al mismo tiempo y con la misma fuerza con ambos brazos porque tendemos a tener más fuerza en un lado del cuerpo que en el otro. Fuerzas simétricas para no descompensar el cuerpo y acabar haciéndote daño.

agarres_the running closet

Si no puedes agarrar los talones, agarra los pies por fuera. Y si no, pon las manos en el suelo

Cuanto más abras las piernas más cerca estará el suelo pero cuanto más las cierres más intenso será el estiramiento y ganarás en flexibilidad. La distancia entre los pies irá variando con la práctica, tómate tu tiempo. Con cada exhalación el cuerpo se estirará un poco más, podrás sentirlo. Utiliza la respiración para profundizar y la gravedad para avanzar en la postura. La gravedad juega a tu favor esta vez, no la desaproveches.

bikram_the running closet

Entra en la postura en ángulo de 90 grados con las piernas estiradas, los brazos en cruz, el estómago dentro y la barbilla fuera del pecho. Mírate en el espejo hasta que no tengas más remedio que mirar al suelo”

Durante la postura el peso del cuerpo tiene que estar en los dedos de los pies y estos ligeramente metidos hacia adentro. El hecho de llevar el peso hacia adelante puede darte la sensación de que te vas a caer. Tranquilo, eso no pasará porque tus piernas son dos postes firmes, ¿recuerdas? Y, bueno, si al final te caes, te levantas y vuelves a empezar. No serás ni el primero ni el último al que le ocurra. Y termino la explicación de “la postura del nombre largo” hablando, una vez más, de la mirada. Tu intención es poner la frente entre los pies, así que traza visualmente una línea que vaya de un dedo gordo al otro y fija tu mirada justo en el punto medio de esa línea. Ese punto es tu meta y la mirada te llevará a tu meta. Es muy gratificante ver cómo cada día el suelo está un poquito más cerca. El mérito es tuyo, no te lo pierdas. ¡Buen camino y buena suerte!

 bikram_the running closet

Prasarita Padottanasana A y C. Estas dos posturas no corresponden a la serie de Bikram sino a la primera de Ashtanga pero se parecen mucho y el objetivo es el mismo: el estiramiento completo del cuerpo.

¡Nos vemos en dos semanas!

Un abrazo fuerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *