Lesiones del corredor II: tendinosis rotuliana

 

¡Buenos días chicas!

¿Cómo lleváis la bajada de temperaturas? Parece que ya ha llegado el frío, esta vez para quedarse definitivamente. A mí me encanta esta época. Tengo la suerte de entrenar prácticamente siempre en el parque de El Retiro y es un marco precioso. Es un lujo disfrutar de su colorido, cada rincón tiene un olor y una tonalidad distinta, y viviendo en el centro de una gran ciudad como Madrid es un privilegio tenerlo tan cerca. En estos días que anochece tan pronto, llueve y hace fresquito, es muy fácil que la pereza aparezca aún más, no os dejéis ganar por ella y sacad fuerzas para continuar con vuestros objetivos cumpliendo con los entrenamientos.

running_el retiro_madrid_the running closet

Hoy vamos a hablar de la tendinosis rotuliana, tan temida y odiada entre todos los que corremos. Qué es, con qué síntomas podemos identificarla y cómo podemos evitarla.

¿Qué es el tendón rotuliano?

En primer lugar vamos a describirlo: es uno de los tendones más potentes del cuerpo, también conocido como ligamento patelar, por unir dos huesos, la rótula y la tibia. tiene unos 5 cm de largo, 2-3cm de ancho y un dedo de grosor. Junto con el cuádriceps, su tendón y la rótula, constituye el aparato extensor de la rodilla. Es necesario para mantenernos de pie, andar, correr, saltar…

tendón rotuliano_the running closet

¿Qué es la tendinosis rotuliana?

También conocida como “rodilla del saltador”, es la lesión en el tendón rotuliano como su propio nombre indica. Cuando aumentamos los kilómetros de forma no progresiva, cuando realizamos ejercicios de cuádriceps en el gimnasio con demasiado peso, o hacemos demasiados ejercicios con saltos, o cuando después de estos no estiramos lo suficiente, en este músculo se produce un exceso de tensión. Si esta tensión la mantenemos en el tiempo provocará una inflamación del mismo, dando lugar a microrroturas de las fibras del tendón. Hay que mencionar que también es una lesión frecuente en pacientes operados de ligamento cruzado anterior y en personas que juegan al baloncesto, al voleibol y al tenis.

¿Cuándo y dónde sentiremos molestias?

Los primeros síntomas se perciben como dolor e inflamación en el tendón. Notaremos dolor al correr cuesta abajo, al bajar escaleras, al agacharnos y durante los primeros minutos de carrera, disminuyendo, incluso desapareciendo en el resto del entrenamiento, pero volviendo a doler a los pocos minutos de parar. También notaremos dolor a la extensión contrarresistencia de la rodilla y a la contracción del cuádriceps. Incluso podemos notar debilidad en la pierna. El dolor suele ser punzante por debajo de la rótula por donde transcurre, y en la parte alta de la tibia donde se inserta el tendón. Hay que diferenciarlo de otras patologías que pueden provocar síntomas similares, como la condropatía, la bursitis e incluso las lesiones de meniscos. De esto no os preocupéis que es tarea del traumatólogo o de vuestro fisioterapeuta.

¿Cómo podemos prevenirlo?

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, es fundamental estirar a conciencia después de correr y si lo hacemos todos los días corramos o no, mucho mejor. Los músculos importantes a estirar en esta lesión serían, el cuádriceps, el psoas, los isquiotibiales, los gemelos y el sóleo, aquí os dejo unos ejemplos de estiramientos sencillos:

                tendinosis rotuliana_the running closet_estiramiento cuádriceps  tendinosis rotuliana_the running closet_estiramiento isquios  tendinosis rotuliana_the running closet_estiramiento psoas

Importante el trabajo en el gimnasio para evitar descompensaciones. Si comenzamos a notar molestias acudir al fisio para que no vayan a más. Es una lesión que se hace crónica con mucha frecuencia, remitiendo en periodos de descanso de la actividad física y volviendo a doler en el momento de retomarla, así que… ¡Ponedle remedio a tiempo!

En 15 días nos vemos por aquí de nuevo. ¡¡¡Os recuerdo que hoy salen los dorsales para la San Silvestre Vallecana!1! ¿Vais a ir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *