Google te ayuda a encontrarlo todo… ¡hasta el bienestar!

 

Googles una de las empresas con mayores beneficios a nivel mundial, en el cuarto trimestre de 2015 creció un 45% con respecto al mismo periodo del año anterior teniendo un beneficio 3.980 millones de dólares.

Estas cifras positivas se han venido manteniendo a lo largo de los años, muchos ingenieros, periodistas, programadores o publicistas aspiran a trabajar en la empresa, aunque solo el 0,3% de los aspirantes consigue un puesto de trabajo.

google

Hace poco leí la noticia de que Google se ha marcado como objetivo aumentar la esperanza de vida de sus empleados a través de varias iniciativas, estas son algunas:

  1. Instalaciones deportivas, entre ellas entrenadores personales, canchas de basket, pistas de tenis, campo de futbol…

  2. La siesta, si has leído bien, tienen una especie de sofás burbuja que aíslan del ruido, luz y miradas indiscretas donde se puede dormir plácidamente la siesta.

  3. Tienen estudio de baile.

  4. Cuentan con sillones de masajes, futbolines, consolas, salas decoradas de forma realista como si fueran un barco o un establo, que favorecen las relación, evitan el estrés e invitan al esparcimiento.

  5. Cuentan con guardería y salas de lactancia por lo que las nuevas mamas pueden tener cerca a sus hijos. Esto hace que la reincorporación al trabajo sea más temprana, evita las reducciones de jornada y fomenta la unión familiar.

  6. Una vez al mes organizan un mercado de productores para comprar productos de alimentación frescos y locales.

  7. Cuentan con comida gratis, vegetariana, ecológica, saludable, barra de cafés, zumos verdes, ensaladas, fruta y zumos a todas horas…

Y es en este punto en el que nos puede venir a la cabeza lo siguiente: ¿que fue antes, el huevo o la gallina?

¿Fueron los empleados de Google muy productivos y por ello (entre otras cosas) Google decidiera “premiarles” con tantos extras o es que fruto de ese mimo a sus empleados por parte de la empresa estos se convirtieron el unos de los más productivos del mercado?

Desde mi punto de vista, sería estupendo que las empresas facilitaran a sus empleados muchas más información y recursos en cuanto a salud, bienestar y buenos hábitos.

Comer bien y tener hábitos sanos no solo ayuda a que nuestro abdomen esté plano (que es un efecto secundario estupendo), también mejora la salud cerebral, nos oxigena, hace que nos sintamos mejor, con más energía, más motivados, más felices y esto da como resultado gente más productiva, que al fin y al cabo es lo que todas las empresas necesitan.

Y mientras las empresas de España toman conciencia, vamos a tomarla nosotros de forma individual que al fin y al cabo la salud es nuestra y nuestro bienestar también.

Desde mi cuenta de Instagram os hago muchas recomendaciones, entre ellas los tips de los lunes, que aquí os detallo para que podáis ir iniciado el cambio poco a poco:

  1. Cambia tu mentalidad: con cosas sencillas, poco a poco mira introduce cambios que creías que no podrías llevar a cabo y ponte retos asumibles en cuanto al cambio de hábitos saludables se refiere.

  1. Sustituye los hidratos refinados por hidratos integrales: pasta, arroz, pan… Se digieren mejor, son más ricos en vitaminas y minerales y aportan más fibra. Además mantienen estables nuestros niveles de glucosa en sangre.

  2. Come grasas, pero grasas sanas: aceite de oliva virgen, frutos secos, aceite de coco, aguacate, semillas, son algunos de los ejemplos de grasas sanas que podemos ir introduciendo en nuestra alimentación e ir eliminando las no tan sanas como mantequilla, grasas animales o fritos.

  3. Alcalinizate desde por la mañana con un buen vaso de agua con limón.

  4. Descansa. Si, lo sé, hoy en día el tiempo es oro y aprovechamos cada segundo de nuestro tiempo en hacer alguna de las cosas de nuestras listas interminables. Pero señores!! Debemos parar, respirar y descansar, si no la máquina se romperá de tanto usarla. Hay que cuidarse y sacrificar ciertas cosas en pro de nuestra salud. Descansa…

  5. Cambia la leche de vaca por leche vegetal: almendra, avena, arroz, coco, quinoa, avellana, soja… hay infinidad de opciones. Reconozco que el cambio a veces no es fácil pero merece la pena, prometido!!

Y hasta aquí puedo leer por hoy, como reflexión final: ¿si una de las empresas con mayor crecimiento a nivel mundial invierte tanto en el bienestar de sus empleados por que no vamos a hacer lo mismo nosotros por nuestro propio bienestar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *