Evolucionar

¡Feliz año nuevo a tod@s! 

Espero que hayáis pasado unas navidades muy bonitas y hayáis empezado el año con fuerza y con ganas. Nos comemos el último pedazo del roscón de reyes, guardamos el belén y, ahora sí que sí, empezamos a darles forma a todos esos buenos propósitos que escribimos en mayúsculas en nuestra agenda a finales del 2015. Con calma, que el año es muy largo y Roma no se hizo en un día; no vaya a ser que nos emocionemos mucho al principio y que a mediados de febrero todas nuestras intenciones sean historia. Ya se sabe que las cosas buenas requieren su tiempo… Precisamente de tiempo voy a hablar hoy, de lo que se consigue con el TIEMPO.

arco en pie, bikram

Arco en pie. “Entre estas dos imágenes hay algo más de un año de diferencia. ¿Veis lo distintas que son?”

Doblamiento hacia atrás, bikram

Doblamiento hacia atrás. “En la foto de la izquierda apenas alcanzaba a ver el suelo; en la de la derecha estoy muy cerca de verme los talones”

Como ya he dicho en otras ocasiones, en yoga todo es cuestión de tiempo y de práctica. Con el tiempo y la práctica el cuerpo va ganando en flexibilidad, equilibrio y fuerza. ¿Cuánto tiempo? ¡Qué más da cuánto tiempo! La práctica de yoga es una carrera de fondo, un viaje largo, un proceso lento. Cuando hice el curso para ser profesora de Bikram Yoga mis maestros me decían continuamente: “Confía en el proceso“. El yoga es un proceso. El yoga es práctica, práctica y más práctica, y la clave del éxito está en la repetición.

 Doblamiento hacia atrás en el suelo, bikram

Doblamiento hacia atrás en el suelo. “Sólo 5 semanas separan estas dos fotografías. Creo que la evolución es evidente”

Cuervo, bikram

Cuervo. “Por fin he podido estirar los brazos en la postura del Cuervo”

El cuerpo tiene memoria y cada día de práctica suma. La peor clase de yoga es la que no se hace, así que no tires la toalla demasiado pronto. Siempre que estás sobre tu esterilla tu cuerpo aprende algo, aunque no seas totalmente consciente de ello y te dé la impresión de que en lugar de avanzar retrocedes. La capacidad de aprendizaje del cuerpo humano es ilimitada pero necesita, una vez más, tiempo. El hecho de que te cueste hacer una postura no significa que no puedas llegar a hacerla. Considérala tu pequeño reto y conviértela en tu gran victoria. Como bien decía Sri K. Pattabhi Jois “Guruji”, gurú del Yoga Ashtanga: “Do your practice and all is coming”.

Arco en suelo, bikram

Arco en el suelo. “Siempre me ha gustado esta postura y me encanta ver cómo poquito a poco voy profundizando en ella”

Estiramiento hacia delante, bikram

Estiramiento hacia adelante. “Los bloques me ayudan a ir más lejos”

La única manera de avanzar es practicando y la mejor manera de ver el progreso es sacándose fotos. Las que habéis visto son sólo algunas de las muchísimas fotos que tengo de mi práctica. Gracias a ellas puedo corregir la postura, puedo ver en qué punto de la postura estoy en cada momento y puedo ver la evolución. Para mí es muy emocionante descubrir cómo mi cuerpo va cambiando y aceptando las posturas día a día. Es un poco como “el antes” y “el después”. Lo que antes parecía algo complicado de conseguir después es una realidad. Tanto si estáis dando vuestros primeros pasos en la práctica de algún estilo de yoga como si sois practicantes experimentados, yo os aconsejo que os saquéis fotos constantemente, casi cada día. Ya veréis cómo las fotos de hoy no tienen nada que ver con las de finales de año.

Y hasta aquí mi primer post del 2016. ¡Nos vemos en dos semanas!

Un abrazo fuerte.

Namaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *