Este es el documental que cambiará tu forma de ver el yoga

La palabra yoga proviene del sánscrito yoga, que a su vez procede del verbo yuj-: colocar el yugo, concentrar la mente, absorberse en meditación, recordar, unir, conectar, otorgar, etc. El verbo yuj- comparte la misma raíz indoeuropea de los términos castellanos yugo y conyugal. Yoga significa unión, unión de cuerpo y mente, unión de lo material y lo inmaterial. Para mi descubrirlo de la mano de Almudena Sánchez hace ya más de dos años fue todo un regalo, marcó un antes y un después en la forma en que entendía mi cuerpo y su relación con la mente, y, sobre todo, marcó un punto de inflexión en la forma en que trataba mi cuerpo a través de la actividad física.

En su inicio el yoga era una práctica para hombres enseñada por hombres. no fue hasta su llegada a occidente en los 70 cuando las mujeres entraron de lleno en su práctica y en su enseñanza. Hoy en día se ha polarizade mucho, entre aquellos que lo siguen viendo como algo místico, y aquellos que se han dejado llevar por la corriente yoga=acrobacia, olvidándose de la base de toda práctica de yoga, la unión de cuerpo y mente respetando los límites, sin juzgar ni comparar.

El yoga es algo que trasciende todo lo físico y te cambia tanto por dentro que a veces asusta. Ayuda en procesos depresivos, a dormir mejor por las noches, cuando uno se siente sobrepasado por el ritmo multi-tasking que se nos ha impuesto, para combatir la obesidad y lesión físicas, y en mil cosas más.

“La práctica regular de yoga aumenta 1% anual la densidad ósea”

Dra Sara Gottfried (CA)

Hace poco vi una película documental súper interesante en gaia.com, YOGAWOMAN (yogawoman.TV). En él, varias mujeres cuentan cómo llegó el yoga a su vida y por qué decidieron consagrar su vida a practicarlo y enseñarlo. Me gustó mucho porque huye de todo misticismo para explicar cómo la sociedad en la que vivimos nos ha transformado en autómatas que viven hacia fuera, esperando la aprobación de los demás aunque no tengan la suya propia. Según el documental, la mitad de las mujeres de Estados Unidos están a dieta, y 25 millones de americanas admiten comer de forma compulsiva. Creo que esto es extensivo a todo el mundo “desarrollado”. Hay vacíos en nuestra mente y nuestra alma que llenamos con comida sencillamente porque es inmediato y porque un paquete de galletas sacia al instante. Pero es una calma pasajera porque hemos actuado sobre el síntoma, es decir la ansiedad, pero no sobre qué la provoca.

“En la vida diaria nos expulsamos de nosotras mismas todo el tiempo”,

Angela Farmen (The femenine unfolding, Greece)

Hace poco publiqué un post en Instagram sobre la terapia Gestalt, herramienta de autoconocimiento que recomiendo encarecidamente a todo el mundo, sin excepción. Y es que hoy en día muy pocas cosas en la vida nos invitan a reflexionar sobre cómo nos sentimos y sobre quiénes somos en este momento. Muchos menos a expresar nuestros sentimientos y a verbalizar situaciones de abuso o de dolor. En el documental la profesora Constantina Rhodes utiliza una metáfora preciosa:

“Cuando el mar está agitado, solo puedes ver la espuma de la superficie, pero a medida que se va calmando el agua se hace más clara, y puedes descubrir todos los tesoros que se esconden en el fondo del mar”

Y eso es precisamente lo que se consigue a través de herramientas de autoconocimiento como el Yoga, la meditación o la terapia Gestalt. En el documental hacen referencia a la presión de ser una super mujer, que al final no sirve de nada. Cada vez descubro con tristeza a más mujeres – y hombres también, la verdad- que hacia el exterior pretenden dar esa imagen: una mujer fuerte, casi perfecta, con una carrera profesional sólida, que tiene todo bajo control, que nunca se cansa, que dice a todo ‘si’. Pero por dentro hay una tormenta, hay un sentido de insuficiencia permanente, que nos genera estrés y ansiedad.

Por eso, en el momento del año por excelencia de buenos propósitos, junto al “apuntarme al gimnasio”, “aprender inglés” y “ahorrar”, te invito a que te marques como objetivo conocerte mejor a ti mismo/a. Te aseguro que es un viaje alucinante.

Te deseo una Nochebuena llena de magia y una muy Feliz Navidad, nos vemos la semana que viene, mientras puedes encontrarme en @janafr o en jana@janafernandez.es.

Mil besos!

Jana

NOTA DE LA AUTORA: por favor, si utilizas parte o todo el contenido de este post en otro site/blog/RRSS, acuérdate de mencionarme ???? ¡Gracias!

Photo credit: Isawanto Arif para Unsplash.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *