El efecto de la operación bikini sobre tus músculos

Buenos días chicas, ya estamos a puntito de vacaciones, con un calor infernal en Madrid y aunque se puede seguir haciendo ejercicio hay que extremar las precauciones.

A estas alturas de año aunque nos resulte atractivo imaginar que con un mes de dieta y ejercicio se puede conseguir un cuerpo 10 sin necesidad de trabajarlo durante los 11 meses restantes, lo que hacemos en realidad es poner en riesgo nuestra salud.

No podemos dejarnos llevar por el ansia de conseguir que nos quede mejor un bikini, un short o ese vestido ajustadísimo, si el precio a pagar es poner en riesgo nuestra salud. Como todo en la vida, se consigue con esfuerzo y constancia. Mil horas de running, de spinning, dietas basadas en ayunos o malos hábitos, lo que hacen es forzar al organismo y aumentan considerablemente el riesgo de lesiones tanto en músculos como en articulaciones.

“Estos arrebatos repentinos de querer mejorar el cuerpo a través de soluciones mágicas, a pesar de que sea de forma fugaz, puede dejar rastros duraderos o producir consecuencias en nuestra salud”

Así de contundente es Mª Ángeles Ciarelli, miembro de la Comisión de Actividad Física y Deporte del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid. El cuerpo humano está diseñado para adaptarse al entorno con el que se le relaciona en un determinado momento, el hecho de que realicemos un ejercicio que demande un rendimiento mayor que aquel para el que esté adaptado el sistema musculoesquelético, significa ponerlo en riesgo.

Cuando hacemos ejercicio hay que escuchar a nuestro cuerpo, y en verano aún más, hacerlo mejora nuestra calidad de vida sin necesidad de privarnos de los hábitos saludables que conlleva el ejercicio moderado realizado de forma continua. Un esfuerzo por encima de nuestras posibilidades puede ocasionar la aparición de síntomas como dolor, limitación en algún movimiento, enrojecimiento de la zona, o aumento de la temperatura en la misma. Las temidas tendinitis, roturas musculares, agujetas hasta niveles exagerados etc., no son saludables. Por eso hay que ser progresivo con el incremento del ejercicio.

En esta época del año nos bombardea la publicidad sobre métodos milagrosos de entrenamiento para perder peso en muy poco tiempo, Souchard, un fisio que desarrolló un método de reeducación en los años 80 dijo:

“no existe truco ni receta, la complejidad del hombre no lo permite. Sólo la aplicación metodológica y meticulosa de principios apropiados puede permitir resultados espectaculares. Nuestro objetivo debe ser restablecer la normalidad con suavidad, progresión y participación del cuerpo en condiciones esenciales”

Así que chicas si habéis decidido empezar a hacer ejercicio ahora, estupendo, es una decisión muy acertada, pero sed realistas y conscientes de que los milagros no existen. Pero para lograr un objetivo, ya sea adelgazar, mejorar la condición física, o cual quiera que sea vuestra motivación para empezar con el ejercicio, hay que empezar y mejor no dejar para mañana lo que puedes hacer HOY.

En dos semanas tendremos otro tema entre manos. Hasta entonces, podéis seguirme en Facebook, como Fisioterapia Patricia Martín o en Instagram como @fisio_patriciamartin 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *