Bienvenidos a la nueva temporada (runner)

Hola!!

Ya se ha pasado el primer mes del nuevo curso, la vuelta al “cole” ya tiene el check, llega octubre mi mes favorito, me encantan los colores del otoño, la mezcla de verdes, marrones, amarillos y rojos, y correr a temperaturas perfectas. Sin embargo el calor se ha quedado bastante con nosotros este año, os traigo la crónica de de mis últimas carreras en las que pasé bastante calor.

Trail GredosCon Angélica y Héctor antes de la salida

Como ya os adelantaba en el anterior post tenía tres carreras previstas para septiembre, la primera era el trail del Guerrero de Gredos en Candeleda (Ávila), la verdad es que la carrera es un bonita pero creo que dura para iniciarme en el trail. El primer sábado de septiembre empezaba temprano, me fui en coche con Héctor y Angelica, son dos horas de viaje y la verdad es que para el día antes de la carrera si hay posibilidad prefiero dormir en mi cama. La salida de la carrera de 14 y 22km era a las 9:30 (los de 45km ya habían salido a las 7:30) y ya se notaba que el día iba a ser un día caluroso.

trail Gredos

Las tres modalidades tenían un fuerte desnivel, a 500m de la salida ya empezaba la subida, yo aguanté cerca de dos kilómetros corriendo, pero el resto lo hice andando, hablando con otros corredores y también con Bea (en instagram @beirrison) con la que fui hablando un buen rato; los que iban delante o detrás de nosotras seguro que se echaron unas risas. Al principio la carrera iba por camino ancho pero llegó un momento en el que nos metimos en el monte por caminos en forma de S bien estrechos pero a la sombra, que se agradece mucho. En el km 6 estaba lo alto de la carrera y la verdad es que las vistas de la montaña y del valle eran espectaculares. Aquí estaba el primer avituallamiento, a los 14km nos tocaba bajar, a los de 22km tocaba seguir subiendo, era un “camino” entre piedras y tengo que decir que en algún momento pasé miedo de no poder frenar. Desde el segundo avituallamiento hice todo el camino sola, salvo un chico de la carrera de 22km que me adelantó, estaba muy bien señalizada y no me perdí pero ya las piernas iban cansadillas.

meta

Crucé la meta super contenta, había terminado mi primer trail y sin más incidentes que un rasguño en la pierna derecha. Tenía buenas sensaciones, aunque es verdad que al terminar Angélica tuvo que echarme una mano y trarme algo de beber y un recuperador porque estaba deshidratada.

Quiero felicitar a la organización por el trabajo realizado, si hubo fallos no nos dimos cuenta, a los voluntarios por ayudar, sacarnos tantas fotos y por ser tan “xeitosos”, y a todos participantes, terminar cualquiera de las tres pruebas tiene mucho mérito. La recuperación me costó mucho, tuve agujetas hasta en las pestañas y me duraron unos cuantos días. No quiero recordar el entrenamiento del martes siguiente, no podía levantar las piernas y al verme tan floja decidí no inscribirme en la carrera de Madrid corre por Madrid, a la de Ribadavia ya estaba inscrita y me hacía ilusión pero en Madrid quería terminar con buenas sensaciones y tal y como estaba no me vi con fuerzas.

La carrera popular de Ribadavia fue una carrera muy pequeña, sobre 70 participantes y participación femenina muy baja, también tengo que decir que es la tercera edición, no tiene una fecha fija, no son 10 km y la salida de adultos era a las 11:40, a mi esto no me vino del todo mal y la noche anterior pude ver la tirada de fuegos artificiales en la fachada del castillo.

En la salida me encontré con Lucía, sería su primera carrera de más de 5km, compartimos un par de kilómetros pero empezó a dolerle el pie y se tuvo que parar. Mis partes favoritas del recorrido fueron la de la orilla del río  Avia y Miño, por aquí es por donde entreno cuando voy a casa y cruzar la meta en la plaza mayor de Ribadavia, donde me encanta sentarme a tomar algo cuando el tiempo acompaña.

carrera popular de RibadaviaFoto con mis pompon team particular

Al día siguiente estaba como si nada, es verdad que correr en montaña es completamente diferente a hacerlo sobre asfalto. Aun así, no hice ademán de correr la carrera, preferí hacer un domingo de rodaje social con las chicas de la Rosaleda Running por Madrid Río y Casa de Campo, no quería mucho madrugón, y la verdad es que me sentó genial 🙂

Madrid RíoCorrer juntas nos hace muy fuertes

Ahora ya estoy metida de lleno en la preparación de la Behobia, me apetece mogollón vovler a correrla arropada por tan buen ambiente.

Muchas gracias por leerme

Apertas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *