Aperitivo: ¡tómalo sin miedo!

El aperitivo es una tradición muy “nuestra”, salir el sábado o el domingo con familiares o amigos y disfrutar del buen tiempo, la compañía… es un placer que debemos seguir disfrutando aun cuando queramos mantener esos kilos a raya o cuando la operación bikini asome la patita por debajo de la puerta.

Hay muchos alimentos y alguna que otra bebida que podemos disfrutar en estos momentos sin tener remordimientos más tarde. Comencemos por la bebida estrella: la cerveza.

Está compuesta por agua, malta, levadura y lúpulo, gracias a la fermentación de estos ingredientes en el agua obtenemos la cerveza, cuya concentración en alcohol es muy baja así que es de las bebidas alcohólicas que menos deshidratación provocan. Es rica en minerales: silicio, magnesio, sodio y potasio y vitaminas del grupo B, sobre todo niacina y riboflavina. Las calorías aportadas por la cerveza provienen en gran parte del alcohol (2/3 partes), una cerveza de 5 grados aporta 450kcal/litro. Por ello la cerveza sin alcohol aporta solo 140 kcal/litro.

Pero claro, no podemos ir a tomar el aperitivo y solo beber cerveza, siempre apetece acompañarla de algo, vamos a ver que opciones sanas tenemos a mano: 

1. Latas de berberechos, mejillones o almejas son una opción ideal, bajos en calorías y sin aceites ya que o bien vienen curtidos en su propio jugo o en escabeche. Son ideales para prevenir la anemia por su alto contenido en hierro, además de tener otros muchos minerales.

www.good-food.es

2. Aceitunas y pepinillos. ¿Sabíais que las aceitunas tienen 160 calorías cada 100 gramos y que cada aceituna sin contar el hueso pesa unos 10 gramos? Hay cosas que comemos con más alegría que las aceitunas y contienen las mismas o más calorías. Y los pepinillos en vinagre, que solo tienen 18 calorías por cada 100 gramos…

3. El atún, las sardinas o la caballa en conserva con unos buenos pimientos asados o pimientos son una opción fantástica.

4. Las famosas banderillas o gildas tan típicas en País Vasco con su anchoa en salazón.

5. Una ración de boquerones en vinagre con un chorrito de aceite en crudo.

Tenemos muchas y muy variadas opciones a las que recurrir y no tener que caer en la tentación de las típicas patatas fritas, patatas bravas, pan…. Aunque como siempre os digo, disfrutad, lo importante es el día a día, ser constante con la alimentación sana y equilibrada y si de vez en cuando cometemos algún “exceso” hacerlo sabiendo que así es y disfrutar el momento pues la vida es eso: la suma de buenos y pequeños momentos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *